Héctor Vargas tiene más de 10 años experiencia de entrenamiento personal.

  • Wendie Barbee

    Wendie Barbee Técnico, 51años de edad

    Este es el testimonio de Wendi. Ella es uno de mis clientes más exitosos.
    El testimonio está en forma pregunta y respuesta.
    1. Wendi, por qué decidiste perder peso? "Para comenzar una larga historia, he intentado muchas veces en los últimos siete años perder peso sólo para lograr el fracaso. Sin embargo, el año pasado tras una fusión espinal, me enviaron a un examinador médico independiente (IME) para certificar el estado de mi recuperación. Este doctor aconsejó a mi empleador que debido al hecho de que yo era obeso y el grado de mi cirugía, estaba 100% persona con discapacidad. Esto fue mi punto de cambio. No me gusta la etiqueta de que era obesa y 100% discapacitada."

    Lea la historia de Wendie Evaluación de cliente completa

    x

    Lea la historia de Wendie

    El testimonio está en forma pregunta y respuesta.

    Wendi, ¿por qué decidiste perder peso?
    Wendi, por qué decidiste perder peso? "Para comenzar una larga historia, he intentado muchas veces en los últimos siete años perder peso sólo para lograr el fracaso. Sin embargo, el año pasado tras una fusión espinal, me enviaron a un examinador médico independiente (IME) para certificar el estado de mi recuperación. Este doctor aconsejó a mi empleador que debido al hecho de que yo era obeso y el grado de mi cirugía, estaba 100% persona con discapacidad. Esto fue mi punto de cambio. No me gusta la etiqueta de que era obesa y 100% discapacitada."
    ¿Qué es lo más has pesado en tu vida?
    "Lo más que he pesado en mi vida fueron 250 libras, que es lo pesaba más o menos hace 2 años."
    ¿Cuál fue el cambio de estilo de vida más grande realizado para ayudarte a perder peso?
    "Mi cambio de estilo de vida más grande es mi dedicación a hacer ejercicio y mis ajustes de ingesta de alimentos".
    ¿Cuál ha sido el cambio más difícil?
    "El cambio más difícil para mí ha estado reduciendo el queso y el postre de chocolate."
    ¿Cuál ha sido el cambio más fácil?
    "No sé de un cambio 'fácil'."
    ¿Cuál ha sido el papel (que sería yo) de Héctor y la influencia en la pérdida de peso?
    "Tengo que decir, sin lugar a dudas, si no había iniciado el entrenamiento con Héctor y continuó, no habría logrado lo que tengo en el último año. Héctor es un motivador y educador supremo. Cuando no estoy con el aun lo escuché animándome a ir a entrenar y empujo, como me ha mostrado que puedo lograr. Aunque estoy haciendo esto por mí misma, siento que debo continuar así Héctor no siente que lo he defraudado".
    ¿Qué te ha enseñado Héctor que tu sientes te ha ayudado en la perder peso?
    "Héctor me ha enseñado muchas cosas, desde el consumo de alimentos y energía a técnicas de ejercicio adecuado. Creo que lo más importante que me ha enseñado es cómo el cuerpo utiliza los alimentos que consumimos, ya sea para energía o almacenamiento. "
    Antes de empezar el entrenamiento con Héctor, ¿cuál fue su excusa para no hacer ejercicio?
    "No tener el tiempo, creo que fue mi razón más prominente para no ejercer. Y ahora, me encuentro dejando de lado otras actividades para hacer ejercicio!"
    ¿Cómo ha sido tu experiencia con Héctor como tu entrenador en la pérdida de peso?
    "Mi experiencia con Héctor ha sido un cambio de vida positivo, mejorando mi consumo de comida, ejercicio y bienestar total. Me ha ayudado que me sienta con más confianza en sí misma, más motivada y una persona más positiva!"
    x

    El éxito de Wendi

    La mayor satisfacción para mí, como un entrenador de pérdida de peso, es cuando tengo un nuevo cliente que sigue mi consejo al pie de la letra y nunca hace excusas. Este tipo de cliente es raro, pero cuando aparezcan en mi vida, hacen que mi trabajo valga la pena. Déjame contarte de Wendi.

    La historia de pérdida de peso de Wendi tiene dos puntos de vista, la suya y la mía. Te daré la mi.

    Cuando hable con Wendi por primera vez quería que le ayudara a perder peso y aumentar fuerza. Estaba recién operada de la espalda. Le dije que tan pronto su médico le daba la luz verde para empezar a hacer ejercicio, debería llamarme así pudiéramos comenzar un programa. Eso fue en agosto del 2012 y me contactó de nuevo en marzo de 2013.

    Wendi era muy inteligente en su enfoque a su pérdida de peso. Cuando me contactó en marzo, me dijo que ella ya había cambiado su dieta y se estaba haciendo ejercicio para bajar de peso, y que estaba trabajando. Sola ya había perdido 20 libras! Ella quería continuar su pérdida de peso y también fortalecer el resto de su cuerpo. Se lo hice saber claramente durante la consulta que no sería fácil, pero que podía hacerlo. Ella dijo que estaba lista.

    Nuestra primera sesión fue introductoria y muy básica. La puse a hacer ejercicios básicos y abdominales que le ayudarían a fortalecer su espalda y que ella podía hacer casi en cualquier lugar. Al principio de nuestro programa, mi mayor preocupación era la salud de su espalda. Comenzamos lentamente de primero y creamos ejercicios básicos para una formación sólida, nunca tuvo problemas con su espalda.

    Cuando la vi por su segunda sesión de entrenamiento, me dijo que no podía creer cómo le dolían sus músculos después su primera sesión. Dijo que el subir y bajar las escaleras era una matanza y que incluso sentarse en el inodoro era difícil, pero ella continuaba. Y déjeme decirle, que Wendi se lanzó todo el camino.

    Desde Marzo a Octubre Wendi perdió 30 libras con mi formación y orientación, y 20 libras en sola antes de que conmenzaramos a entrenar, para un total de 50 libras perdido en 1 año! Felicidades Wendi, eso no es fácil. Pero no es sólo la pérdida de peso, Wendi ahora es muy fuerte y puede hacer sesiones de entrenamiento peso intenso 3 veces por semana y varios tipos de ejercicios abdominales. Ella puede hacer carreras de 50 yardas en colima que está al lado de un gimnasio donde hago mi entrenamiento personal. La primera vez que hizo careras en colima , que no podía creer cómo le dolian sus musculos, pero dentro de un 2 meses, ella estaba haciendo carreras en la colina de 8 a 10 veces antes de los entrenamientos en el gimnasio!

    Wendi también hace mis grupos de caminatas los sábados por la mañana. Tengo un grupo de caminar gratuito todos los sábados en un parque cerca de mi casa. Aunque yo lo llamo un grupo andante, es más que eso. Hacemos paseos, carreras cortas y entrenamiento con pesas y abdominales al final de nuestras sesiones. Ella es una inspiración para otros en el grupo que están tratando de perder peso. Wendi está tan motivadora que en varias ocasiones participa en mi grupo de caminar, y luego un bootcamp que yo tengo al finalizar la primera sesión.

    Wendi tiene 50 años, tiene un trabajo de tiempo completo y no utiliza nunca excusas para no hacer ejercicio. Sigue todos mis consejos. Hasta sigue mi consejo que les doy a mis amigos y clientes que salen a tomar unos tragos de adultos. "Si vas a salir y beber, comer y pasear un buen rato, asegúrense de que usted paga por ello. Levanta tu trasero al día siguiente y entrenar se ha dicho. Caminar, correr, nadar, bicicleta, hacer algo para quemar las calorías líquidas". Y en varias ocasiones, durante nuestras sesiones de entrenamiento, o caminatas, Wendi me contaba que se divirtió mucho con sus amigos la noche anterior. Pero siempre hace ejercicio, independientemente de lo que hizo la noche anterior, o de lo cansado que estaba. Clientes como Wendi me hacen sonreír. Gracias Wendi.

  • Rena Mohamed

    Rena Mohamed Psicóloga, 44 años de edad

    "Nunca pensé mucho sobre mi peso. Era una chica con sobrepeso, adolescente y adulta. Eso fue tal como era, y pensé que estaba bien con eso. Comencé a trabajar con Héctor en enero de 2006, con metas de ninguna pérdida de peso real. Pensé que sería una forma de intentar ser un poco más saludable.

    Cuando comencé el entrenamiento de Héctor, yo estaba muy nervioso. Había oído de otros lo duro que era. No estaba segura que sería capaz de mantenerme y no había corrido en años. Lo que no había previsto era el dolor que siguió el primer BootCamp. Héctor me aseguró que si continuaría el programa Mejoraría.

    Lea la historia de Rena Evaluación de cliente completa

    x

    Renna Mohamed

    "Nunca pensé mucho sobre mi peso. Era una chica con sobrepeso, adolescente y adulta. Eso fue tal como era, y pensé que estaba bien con eso.
    Comencé a trabajar con Héctor en enero de 2006, con metas de ninguna pérdida de peso real. Pensé que sería una forma de intentar ser un poco más saludable.
    When I began Hector’s Boot Camp, I was very nervous. I had heard from others how tough it was. I wasn’t sure I would be able to keep up, and I hadn’t run in years. What I hadn’t anticipated was the soreness that followed the first few Boot Camps and lasted for 2 to 3 days. Hector assured me that, if I stuck with it, it would get better.”
    Seis meses después habían resultados dramáticos. En primer lugar y ante todo, había perdido 32 libras. No creí que mi peso me importaba, pero cuando mi ropa me empezó a quedar grande, me motive para continuar. También encontré que Héctor tenía razón acerca de los BootCamps. Las carreras se hicieron más fáciles, el dolor disminuyó, y encontré nueva confianza en mí misma. Ahora sé que puedo hacer cualquier cosa Héctor nos proponga. Incluso me he encontrado que, si tengo que perderme un Bootcamp por cualquier razón, me decepciona. El ejercicio no es el único cambio de estilo de vida que he hecho. He implementado muchas de las estrategias de nutrición que Héctor ha compartido conmigo. Hace seis meses no pensaba para nada en lo que comía; comida rápida, refrescos, patatas fritas, etc., formaban parte de mi dieta regular. Hoy, he cortado a la mayoría de los alimentos en conjunto. Agua y gaseosas dietéticas han reemplazado soda regular. Yogurt y fruta se ha convertido en mi elección para el desayuno, y ensaladas son una parte regular de mi almuerzo. La mayor lección que he aprendido es a tomar decisiones y a prestar atención a lo que pongo en mi boca. Esto me permite la libertad de comer comida no tan saludable pero no pasarme. Si como un almuerzo no tan saludable puedo hacer recuperar con una mejor cena. Al principio fue difícil para mí este concepto. En los primeros meses era muy estricta, todo saludable todo el tiempo. Lo que encontré fue que no podía mantenerlo. Entonces, ahora la clave para mí es moderación. La gente a menudo me pregunta sobre mi pérdida de peso y me preguntan qué clase de "dieta" mantengo y cuanto peso quiero perder. Porque "la dieta" implica una final y todavía no tengo ninguna meta de pérdida de peso, simplemente respondo, "he hecho un cambio de estilo de vida, y estoy viendo dónde me llevará".

  • Willa Mohamed

    Willa Mohamed Jubilado, 69 años de edad

    "Que yo no era tan móvil como la mayoría de mis compañeros y dependía en otros para transporte fueron temas que no estaban en mi lista de prioridades cuando me decidí a hacer ejercicio con un entrenador. Mi principal preocupación era que me estaba haciendo más débil, y para una persona que ha sufrido un accidente cerebrovascular, eso podría ser un problema grande. Necesitaba un programa de ejercicios que mejorara mi fuerza muscular y aumentar mi resistencia, con el fin de ofrecerme una mejor calidad de vida. .

    Explicándole mi problema a mi sobrina durante una conversación informal, ella sugirió que llamara a Héctor, su marido, y un entrenador personal. Ella me aseguró que me ayudaría a mejorar mi fuerza y trabajaría conmigo en mi casa. Esto me resolviera el problema de transporte. Llamé a Héctor el siguiente día y él accedió a entrenarme en mi casa y usar el equipo de ejercicio que teníamos en mano."

    Lea la historia de Willa Evaluación de cliente completa

    x

    Historia completa de Willa

    "Que yo no era tan móvil como la mayoría de mis compañeros y dependía en otros para transporte fueron temas que no estaban en mi lista de prioridades cuando me decidí a hacer ejercicio con un entrenador. Mi principal preocupación era que me estaba haciendo más débil, y para una persona que ha sufrido un accidente cerebrovascular, eso podría ser un problema grande. Necesitaba un programa de ejercicios que mejorara mi fuerza muscular y aumentar mi resistencia, con el fin de ofrecerme una mejor calidad de vida. Explicándole mi problema a mi sobrina durante una conversación informal, ella sugirió que llamara a Héctor, su marido, y un entrenador personal. Ella me aseguró que me ayudaría a mejorar mi fuerza y trabajaría conmigo en mi casa. Esto me resolviera el problema de transporte. Llamé a Héctor el siguiente día y él accedió a entrenarme en mi casa y usar el equipo de ejercicio que teníamos en mano. " Mi primera sesión, hizo una evaluación inicial donde pidió evaluar acerca de mis comportamientos diarios, escuchado mis respuestas, mi rango de movimiento y tomó nota de lo que podía y no podía hacer. Con la información desarrolló un programa de ejercicios exclusivamente para mí; fue innovador, ilimitado y se puso de meta mejorar mi debilidad.
    Él me enseñó, explicó, y observo y criticaba cada ejercicio. Él nunca fue crítico, apoyó siempre, nunca se apresuró, nunca expreso expectativas y siempre terminaba cada sesión de ejercicio con "buen trabajo". Al final de cuatro meses de ejercicio casero, Héctor sugirió unirme a un gimnasio. Mi gimnasio en casa ya no era eficaz. Explicó que necesitaba un equipo diferente y más sustancial. Garantizó mi transporte al gimnasio del barrio. Me uní a Fitness First la semana siguiente. Según Héctor, hay tres componentes que forman parte de total body fitness: nutrición, ejercicios de entrenamiento de pesas y ejercicios aeróbicos. Una de mis lecciones iniciales fue acerca de la nutrición. Yo estaba acostumbrado a comer manadas de nueces, limpiar mi plato con rebanadas de pan bañado con mantequilla y disfrutar los alimentos grasosos y fritos. Mis hábitos alimenticios no eran sanos y había aumentado mucho peso. El aumento de peso jugada causo muchos problemas a mi salud; mis hombros me dolía mientras colgaban inmovibles a mis lados, mi rodillas resistían el movimiento si estaban inactivas durante cualquier período de tiempo, y el aumento de peso me había causado falta de aire, energía reducida y estaba a riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes.
    Tuve que admitir que soy perezoso para preparar el desayuno para mí o parrar lo que estoy haciendo para comer. Sabiendo esto, mantengo fruta, barras de reemplazo de comidas, almendras y mantequilla de maní a mi despensa y en mi cocina para una comida fácil y nutritiva. Ahora, lechuga, queso rallado, pechuga de pavo, cartones de huevo y tomates están disponibles en mi refrigerador para hacer un revoltillo de huevo rápido o una ensalada para desayuno, almuerzo o cena. Yogur y fruta son mis comidas favoritas para comer entre comidas. Tengo paquetes de meriendas que se limitan a 100 calorías; como patatas fritas, galletas, nueces, etc., para satisfacer mi hambre antes de la próxima comida principal. Como muchos de mis amigos, yo tengo una relación de amor/odio con el agua embotellada, agua del grifo de la llave. Sin embargo, agua con sabor a esencia de fruta, un polvo delicioso de vitaminas o una bebida dietética, sirven el propósito de 6 a 8 vasos de 8 onzas de agua al día. Bebidas dietéticas y refrescos de dieta son alternativas que utilizo. Ayuda a leer las etiquetas en todas las bebidas y otros alimentos; azúcar tiene muchos diversos alias.
    Héctor sugirió que comiera seis pequeñas comidas al día y, sí, es un reto para incluir estas comidas en mi rutina diaria. Sin embargo, como seis mini comidas porque sé que (un pedazo de fruta o una taza de yogur) me impedirán estar hambrienta ¿Contar calorías? No, yo veo lo que como y controlo mis porciones; Uso un plato pequeño, controlo mis porciones y disfruto de mi comida. Pregúntele a Héctor de las barras Luna. Tan importante como la nutrición es para nuestra salud, el ejercicio es su igual. Tres días a la semana me entreno con Héctor y tres días a la semana me hago ejercicio en casa. No es fácil hacer ejercicio en casa. Soy capaz de invocar motivos razonables, para no hacer. Sin embargo, sé que el ejercicio me ayuda tener menos dolor y me permite vivir bien. Al final, me pongo mis zapatos de tenis, hago mis abdominales, sentadillas y la banda sin fin. Ejercito diligentemente durante 45 a 60 minutos. Caminar en la banda sin fin, la bicicleta estacionaria, ejercer mis abdominales, y estirando mis pantorrillas generalmente termina mi entrenamiento cardiovascular.
    Bajo la mirada atenta de Héctor hago ejercicio en el gimnasio, levanto pesas para fortalecer los músculos, mejorar mi postura y para aumentar la densidad de los huesos. Yo uso la máquina de los tríceps y he visto mis brazos adelgazarse y fortalecerse: Quiero definición en mis brazos, no músculos, sólo la definición que veo en los brazos de mi hija. Héctor utiliza muchas de las máquinas del gimnasio para desarrollar mi resistencia. Tan pronto como completo una repetición de un ejercicio, inmediatamente comienzo otra sin descanso o con un período de descanso de 15 segundos. Los ejercicios de los brazos sobre mi cabeza aumentan el flujo sanguíneo y el me ayuda a empujar mis brazos hacia adelante y hacia otras y esto ayuda a fortalecer los músculos de la espalda necesarios para una buena postura. Utilizo la barra de pesas, levantándola y la hago llegar a mi barbilla y esto trabaja los músculos de la espalda que la mayoría de nosotros se nos olvida. La maquina de piernas es una tortura, pero mis piernas se han adelgazado y es notable el aumento de la fuerza en ambas piernas cuando camino. Varias máquinas del gimnasio que utilizo para fortalecer mis pantorrillas provocan temblor, que es natural. Cuando los músculos se fortalezcan, los temblores se disminuyen. TODOS mis ejercicios incluyendo los que hago en casa, consisten en por lo menos 5 series de 15 repeticiones y no hay ningún período de descanso entre cada ejercicio. Hay una correlación directa entre qué y cuánto como, ejercicios aeróbicos y ejercicios de levantamiento de pesas. He perdido 22 libras y continúo contando, e reducido una y media talla de vestido y estoy emocionado de estar trabajando hacia un objetivo que es alcanzable. Tengo más energía y me siento bien".

    x

    Evaluación de cliente de Héctor

    La mayoría de mis clientes con los que trabajo quieren bajar de peso y ser más fuertes, y a menudo su inactividad y hábitos alimentarios son responsables de su estado de salud insatisfactorio. Pero a veces me cruzo con personas que tienen una limitación física que ha comprometido su capacidad de moverse y hacer ejercicio. Esa falta de movimiento puede conducir al aumento de peso y pérdida de músculo. Willa Mohamed es un tal cliente. Willa es también una muy buen amiga y una gran apoyador de mi blog. Incluso me llamó "Homie" una vez en la sección de comentarios de mi blog. Me han llamado "Homie" o "Homeboy" antes, pero nunca por una mujer de 69 años. Me hace sonreír sólo pensarlo.

    Médicamente, no sé mucho acerca de los accidentes cerebrovasculares. Lo mantendré simple y diré que el incidente de Willa fue hace 25 años y cambió su vida para siempre. Por respeto a Willa, no voy a compartir todos los detalles del accidente cerebrovascular, pero sé que ella no tiene problemas compartiendo su historia con nadie. El incidente afectó el lado derecho de su cuerpo, reduciendo su coordinación y fuerza en ese lado y su balance en el resto de su cuerpo. Estas nuevos limitaciones físicas para Willa causaron inactividad físicamente y perdió fuerza y aumento de peso.

    Para un fisioterapeuta o un médico especialista en víctimas de accidente cerebrovascular, un cliente como Willa probablemente no es gran cosa y puede ser referido a terapia física y ni siquiera dar medicamentos para ayudar con sus desafíos físicos. Pero yo soy sólo un entrenador que ayuda a las personas perder peso y aumentar fuerza. Así que cuando Willa se acercó a mí para ayudarla a perder peso y ganar fuerza pensé "¿Cómo voy a manejar esto?" y más importantemente "podría?"

    Willa presenta desafíos que raramente había abordado como entrenador. Ella estaba en sesentas, había sufrido un accidente cerebrovascular antes de que la conociera, era físicamente débil en un sólo lado de su cuerpo, creando desequilibrios musculares, y su equilibrio cuando estaba en pie se le dificultaba. También tenía un poco de libras de más, pero con ese reto yo estaba cómodo. Willa no sabe lo siguiente, pero obviamente sabrá después de que ella lea esto. Después de que completáramos nuestra consulta inicial, llegué a mi casa, y me puse a leer todo lo que pudiera sobre las víctimas de accidente cerebrovascular y ejercicio y ore mucho que las cosas funcionaran. Para aquellos de ustedes que no creen en la oración, no es gran cosa. No estoy aquí para convencer a nadie de la existencia o inexistencia de cualquier Dios o algún otro poder más alto, pero te diré que la fe es importante. No la fe en el sentido religioso, sino la fe en algo o alguien. Tienes que creer. Muchos grandes logros conducen y llegan a la carretera de fe y creencia. Piensa en todas las grandes cosas que has logrado. En algún momento, tenías que tener fe o la creencia de que lo que podrías lograr, ¿verdad? Yo tenía fe que si le ayudaba a Willa lentamente en nuestro entrenamiento, físicamente no la lastimaría. Pero lo más importante, Willa tenía fe y confianza en mí y mis métodos, aunque al día siguiente estaba adolorido. Nuestra fe, creencia y confianza en el uno con el otro hacia nuestras visitas más fáciles. Pero todavía recé mucho, especialmente cuando le presentaba nuevos ejercicios o hacia caminar en las canchas de tenis para aumentar su fuerza de equilibrio.

    Willa progresó rápidamente. La entrené en su casa varias veces por semana con pesas ligeras, bandas de resistencia, y sentadillas que sólo las hacia poniéndose de pie y sentadose en una silla. Yo estaba realmente impresionado y sorprendido de lo rápido que ganó fuerza, y creo que ella tambien. Un día cuando estaba entrenando le dije "Willa, creo has superado los ejercicios actuales aquí en tu casa, y creo que deberíamos llevarte al gimnasio que trabajo y ver lo que puedes hacer". Willa estaba lista.

    No sé si Willa sabe lo siguiente. Le dije a Willa que podría llevarla el gimnasio en el cual yo estaba trabajando los domingos sólo porque eran mis días libre, pero faltaban algunos detalles. Es cierto que los domingos eran mis días libre, pero sólo llevaría a Willa al gimnasio los domingos porque no tenía una membresía allí. Yo la llevaba de contrabando. No habian directores o instructores en este gimnasio los domingos, y el recepcionista y equipo de limpieza que estaban allí los domingos no les importaba. Probablemente ellos pensaban que hacer ejercicio los domingos era una locura. Además, sentí que estaba haciendo una buena acción necesaria, así que lleve a Willa al gimnasio. Sí Willa, eras un intrusa, rompiendo leyes pero sin saberlo, en tus sesentas. Jajá.

    La primera vez que metí a Willa al gimnasio, hubo un desafío tan pronto como entramos. Hay una lección: cuando violando la ley, tendrás desafíos. Dije "¡ mierda!" en mi mente, cuando vi el reto. No, no era un gerente o un recepcionista diciéndome que no podía venir con Willa. Fuero dos nivels de gradas con cerca de 20 gradas cada uno. "¿Cuál es el problema?" te puedes preguntar. El problema es que este gimnasio no tenía ascensor. Y aunque Willa y yo podríamos caminar juntos, ella necesitaba utilizar mi brazo para mantener el equilibrio cuando subíamos. Miré a Willa, ella me miró, con fe y oración hicimos lo que aprendí a hacer en los Marines cuando duda o incertidumbre se presentó ante un nuevo reto y nos lanzamos. Nosotros, o al menos yo, dije "carajo, vamos hacerlo. ¿Qué es lo peor que podría pasar".

    Hacia arriba nos fuimos y después de unos cuantos movimientos en todas direcciones y Willa colgando de mi brazo derecho por su vida, lo logramos. Willa estaba muy feliz de estar en el gimnasio. Recuerdo que estaba tan emocionada de probar diferentes máquinas. Hizo todo los ejercisios sin un problema o queja. Estaba dolorida el al día siguiente, pero ella lo hizo. Ese domingo ambos aprendimos que Willa podría hacer ejercicio en un gimnasio. Y también he aprendido que todos los edificios, con dos pisos o más, deben tener ascensores.

    Para loss próximo domingos continué llevándola al gimnasio. Luego encontré un gimnasio cerca de su casa que ella podría comprar membresía. Yo ya era miembro, funcionó muy bien. Además, no podía mantenerla asistiendo a escondidas en ese otro gimnasio, Para todos, creo que traspasamos las instalaciones de gimnasio cuatro veces. Buen trabajo Willa.

    Resumiendo, Willa se hizo fuerte, aumentó su balance, y ha perdido peso. No estoy seguro cuánto peso ha perdido total, pero creo que es alrededor de 40 libras. Con los años hemos entrenado casi siempre con unos meses de descanso. El dia de hoy, 17 de octubre de 2013, Willa puede hacer sentadillas, una variación de flexiones, pesas con los hombros, plantea lateral, jalones, filas bajas ,ejercicios de abdonimales inferiores, varios estiramientos, ejercicios de equilibrio, se pone en cuclillas e incluso deadlifts. Los ejercicios más impresionantes que hace ahora son sentadillas y peso libre. Ella puede hacer estos dos ejercicios por ella misma. Estoy allí sólo para equilibrio, localización y apoyo.

    Willa es un ejemplo de superación de desafíos físicos para ponerse en forma y no hacer excusas en el proceso. El gimnasio donde la entreno ahora, Full Circle Fitness, en Silver Spring, Maryland, tiene todo lo que necesita para llegar y mantenerse en forma. Pero la mejor parte del gimnasio nuevo es que no hay dos vuelos de gradas que nos saludan antes de empezar los entrenamientos. Tal vez los dos vuelos de pasos que teníamos que subir a través en ese primer gimnasio, era la manera de vida de tomar pago por meterse ilegalmente. De cualquier manera, Willa y sigo entrenando y consiguiendo resultados.

    Una última cosa, cada vez que hago que Willa pruebe un nuevo ejercicio que le beneficiará, ella primero me da una mirada como diciéndome que estoy loco y luego me pregunta "Has estado leyendo tus libros otra vez?". Willa en realidad, no hay muchos libros que elaboran específicamente de personas mayores que han tenido accidentes cerebrovasculares y pueden hacer el peso muerto y sentadillas, la mayoría de las veces, sólo me invento ejercicios. Creo que se llama innovación de mi parte y la fe de su parte. Ponemos todo junto, y consigues trabajo en equipo.

  • DJ

    DJ Estudiante, 21 años de edad

    "No estaba seguro de que quería ver un entrenador personal. Estaba consciente de mi peso y estaba bastante seguro de que no quería una persona que estaba en excelente condición física que me estuviera diciendo que hiciera ejercicios. No es que no lo necesitaba, pero realmente no quería.

    Héctor tiene mucho conocimiento de cómo funciona el cuerpo, cómo funcionan los músculos y cómo la dieta y ejercicio pueden ayudarle a un cuerpo ser más robusto. Cuando me refiero a la dieta el hablaría sobre qué alimentos son buenos, los alimentos están más o menos y qué alimentos se deben comer en raras ocasiones, si acaso.”

    Lea la historia de Dj Evaluación de cliente completa

    x

    Read Dj's full story

    "No estaba seguro de que quería ver un entrenador personal. Estaba consciente de mi peso y estaba bastante seguro de que no quería una persona que estaba en excelente condición física que me estuviera diciendo que hiciera ejercicios. No es que no lo necesitaba, pero realmente no quería..
    HHéctor tiene mucho conocimiento de cómo funciona el cuerpo, cómo funcionan los músculos y cómo la dieta y ejercicio pueden ayudarle a un cuerpo ser más robusto. Cuando me refiero a la dieta el hablaría sobre qué alimentos son buenos, los alimentos están más o menos y qué alimentos se deben comer en raras ocasiones, si acaso.”

  • Yanira Del Sol

    Yanira Del Sol Abuela, 45 años de edad

    Después de inscribirse en el gimnasio siguiendo los consejos de los médicos, Yanira pidió ayuda a través de VIA Wellness para mejorar su autoestima, confianza y energía, junto con sus niveles de salud y bienestar generales.

    Lea la historia de Yanira Evaluación de cliente completa

    x

    Yanira Del Sol

    Después de inscribirse en el gimnasio siguiendo los consejos de los médicos, Yanira pidió ayuda a través de VIA Wellness para mejorar su autoestima, confianza y energía, junto con sus niveles de salud y bienestar generales.

THE VIA PROCESS

Sirviendo las areas de MD, DC, y VA